PERIODISMO360

Banco Mundial orienta a países sobre cómo invertir recursos para educación

La efectividad de la inversión de los recursos que destinan los países a la educación es analizada de manera permanente por el Banco Mundial, que en esta ocasión ofrece una guía para los gobiernos y otras contrapartes de países de ingresos bajos y medios sobre qué funciona a la hora de mejorar el aprendizaje y los resultados educativos.

«Intervenciones costo-efectivas para mejorar el aprendizaje Global, Informe 2023», define cuáles son las compras inteligentes para mejorar el aprendizaje en esos países.

El informe agrupa diferentes tipos de políticas y programas educativos en categorías que van desde las «Compras Excelentes» a las «Malas Compras» y otras calidades que explica.

Fue elaborado por el Panel Asesor Global sobre Evidencia en Educación (GEEAP, por sus siglas en inglés), un grupo interdisciplinario independiente de expertos globales en la evidencia y la implementación de intervenciones educativas.

Las «compras excelentes» las define el estudio como altamente costo-efectivas, y están respaldadas por evidencia científica sólida.

Cita como parte de estas compras proporcionar información sobre los beneficios, los costes y la calidad de la educación, apoyar a los profesores con pedagogía estructurada (un paquete que incluye planes de lecciones estructurados, material didáctico y apoyo continuo a los profesores).

También, estructurar la enseñanza en función del nivel de aprendizaje del estudiante, no del curso escolar (dentro o fuera de la escuela).

Dentro de las «compras buenas» destaca que se deben elaborar programas de estimulación temprana (de 0 a 36 meses) dirigidos a los padres; proporcionar educación preescolar de calidad (de 3 a 5 años) y reducir el tiempo de desplazamiento a las escuelas.

Además, conceder becas basadas en el mérito a niños y jóvenes desfavorecidos y administrar desparasitación masiva en las escuelas donde las tasas de incidencia de parásitos sean altas.

Malas compras

De acuerdo al levantamiento, la evidencia reiterada demuestra que estas intervenciones no han funcionado en el pasado en muchas situaciones o no son rentables y citó entre ellas invertir únicamente en dispositivos como computadoras, tabletas y teléfonos móviles.

Igualmente cuestiona el que se financien únicamente materiales adicionales, cuando no se abordan otras cuestiones, que incluyen libros de texto, profesores adicionales para reducir el tamaño de las clases, más centros educativos, becas y sueldos.

Intervenciones efectivas

Señalan que ha quedado demostrado que estas intervenciones son eficaces, pero son una forma relativamente cara de obtener buenos resultados de aprendizaje y que podrían ser apropiadas para sistemas escolares con presupuestos más elevados o para cumplir objetivos no educativos.

Estas son Transferencia de fondos a los centros educativos (como herramienta para mejorar el aprendizaje) y alimentación en las escuelas primarias

Intervenciones prometedoras

Se indica que, para estas intervenciones, existen algunos estudios rigurosos que muestran altos niveles de eficacia, pero falta evidencia sobre la relación costo-efectiva o ejemplos de implementación a gran escala.

Dentro de esta intervención cita utilizar programas informáticos que permitan un aprendizaje personalizado y se adapten al nivel de aprendizaje del niño (cuando los dispositivos ya existen en las escuelas), aumentar los equipos docentes con personal contratado por la comunidad y proporcionar tratamientos masivos para afecciones sanitarias comunes, como gafas gratuitas, micronutrientes múltiples y tratamiento preventivo contra la malaria.

Igualmente potenciar los teléfonos móviles como apoyo al aprendizaje, proteger a los alumnos de la violencia, enseñar habilidades socioemocionales y para la vida, implicar a las comunidades en la gestión escolar y orientar las intervenciones hacia las niñas.

El documento enfatiza que el contexto, la economía política y los detalles de la implementación son factores críticos para la eficacia de cada una de estas intervenciones. «Animamos a los responsables de la formulación de políticas educativas a que examinen tanto los factores contextuales como la evidencia sobre la costo-efectivas a la hora de contemplar la implementación o ampliación de estas intervenciones», concluye el análisis.

Estudios avalan las sugerenciasCon este informe, el Panel pretende resumir la mejor y más actualizada evidencia sobre intervenciones costo-efectivas y con potencial de expansión para los responsables de políticas educativas. Para esta actualización del informe anterior, el Panel realizó una búsqueda sistemática que abarcó más de 13.000 estudios, a través de la cual identificó más de 250 estudios de evaluación de impacto de alta calidad.

Los estudios añadidos elevan el número total de evaluaciones referenciadas y categorizadas en las «Smart Buys» (compras inteligentes) a más de 400. Asimismo, amplían las categorías de intervenciones evaluadas a nuevas áreas como la salud, la nutrición y el desarrollo socioemocional.

Estas 400 evaluaciones se revisaron en función de varios criterios, sobre todo la costo-efectividad de la mejora del aprendizaje y otros resultados, así como su éxito al ser aplicadas a gran escala.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *