PERIODISMO360

En espera inicio de proceso gradual de reducción de las tasas de interés activas

La Asociación de Bancos Múltiples de la República Dominicana (ABA) afimó hoy que los estímulos monetarios están cumpliendo su objetivo en el financiamiento de sectores productivos y hogares, «aspecto en que el sector bancario ha actuado apegado a las disposiciones de las autoridades monetarias, la demanda del mercado financiero y requerimientos de los usuarios».

Explicó que con las recientes disposiciones se espera el inicio de un proceso gradual de reducción de las tasas de interés activas, con efecto positivo transversal en todos los sectores de la economía.

«Por el impacto de las medidas se avizora que esta vez el canal de transmisión se logre más rápido que en ocasiones anteriores, en pro de un menor costo del dinero», agregó.

La tasa de interés activa se refiere al porcentaje que cobra una entidad financiera a las empresas o personas por los saldos que mantienen en financiamientos recibidos (tarjetas de crédito, préstamos, etcétera). Es decir, se refiere al pago que deben hacer los deudores al banco por el uso del dinero.

La ABA recordó que las medidas recientes dispuestas por el Banco Central de acompañar la reducción de la tasa de política monetaria con «contundentes estímulos de liquidez» de 119,000 millones de pesos, dispuestos a partir del 18 de junio, procuran la dinamización de la economía, «tras lograrse exitosamente el retorno de la inflación al rango meta de 4 ± 1 % en menor tiempo a lo previsto».

Estos recursos corresponden a 34,000 millones de pesos que fueron liberados del encaje legal y 25,000 millones de pesos adicionales de facilidades de liquidez rápida (FLR).

Con relación a los 60,000 millones de pesos colocados por el Banco Central a través de facilidades de liquidez rápida explicó que, de estos fondos, 30,000 millones de pesos estaban destinados exclusivamente a la gestión de liquidez de la banca múltiple con el fin de acelerar la reducción de las tasas de interés.

El gremio precisó que de los 30,000 millones de pesos restantes, «como bien explicó el propio organismo regulador», el 62 % fue canalizado por las entidades de intermediación financiera al sector comercio y mipymes (micro, pequeñas y medianas empresas), seguido por un 16 % para el sector manufactura y un 15 % al de la construcción.

Indicó que los recursos no se otorgaron para consolidar o abaratar deudas existentes sino para préstamos nuevos que impulsen las ventas y los eslabones de consumo y producción, tal como ha ejecutado la banca.

En una nota de prensa, el gremio bancario informó que aún quedan por colocar 59,000 millones de pesos, del total de 119,000 millones de pesos destinados al financiamiento para hogares y sectores productivos con tasas que no excedan el 9.0 % anual, que serán desembolsados en la medida en que haya demanda de crédito para los fines en que fueron concedidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *