El sistema financiero registró pérdidas por RD$1,677 millones por fraudes y fallas operativas

A medida que aumenta la bancarización, se incrementan los riesgos de las entidades financieras debido a un mayor flujo de transacciones: digitales, presenciales y a través de cajeros automáticos. Esto se evidenció en el 2023, cuando se registró un aumento de casos del 100 %, con 34,100 eventos que provocaron pérdidas netas por 1,677 millones de pesos.

Las tarjetas de crédito personales y estándar, utilizadas para pagos de productos y servicios a través de comercios electrónicos, fueron uno de los elementos de mayor impacto en el riesgo operacional, tanto interno como externo. En el caso de este último, reflejó el 88.1 % de los eventos. En tanto, las cuentas de ahorro y corrientes fueron los productos más afectados.

La Superintendencia de Bancos (SB) realizó un análisis para actualizar las estadísticas relevantes asociadas al riesgo operacional del sector financiero, incluyendo la distribución de pérdidas económicas desde enero del 2019 a diciembre del 2023, en el que precisa que la mayor cantidad de fraudes externos fueron en perjuicio del segmento de cuentas de ahorro y corrientes.

«En el período analizado la principal fuente de pérdidas por riesgo operacional se concentró en los canales de internet y banca por internet (e-banking). Estos canales representaron, en promedio, el 38 % del total de las pérdidas reportadas a través de los distintos canales de distribución», detalló la entidad supervisora.

El riesgo operacional es la posibilidad de sufrir pérdidas debido a la falta de adecuación o fallos de los procesos internos, personas o sistemas internos, o bien a causa de acontecimientos externos.

En ese orden, las pérdidas brutas fueron por 2,237 millones de pesos en el año pasado, de los que las entidades lograron recuperar un 25.1 % (561 millones de pesos). El valor de estos eventos representaron apenas el 1.06 % del margen financiero bruto.

Tipos de riesgos operacionales

El informe incluye el riesgo legal y excluye el riesgo estratégico y reputacional. Los reportes de eventos por riesgo operacional se pueden generar por fraudes internos o externos, demandas laborales, daños a activos físicos por fenómeno natural, fallas tecnológicas, deficiencias en la ejecución y entrega de procesos, entre otros.

Al cierre del 2023, los bancos múltiples reportaron más del 87 % del total de eventos contabilizados, seguidos por las asociaciones de ahorros y préstamos, que representaron aproximadamente un 13 %.

El grupo de entidades que reportaron la menor cantidad de eventos corresponden a bancos de ahorro y crédito, corporaciones de crédito y entidades públicas de intermediación financiera, que en su conjunto representaron aproximadamente el 0.40 % del total.

Aumentaron fraudes externos

Durante el periodo 2019-2023, el fraude externo se ubicó como el tipo de evento con mayor impacto en las pérdidas netas, representando más del 67 % del total.

Al concluir el 2023, las pérdidas netas por fraude externo aumentaron a 1,121 millones de pesos, lo que representa un crecimiento del 49 % en comparación con el 2022, convirtiéndolo en la categoría con el mayor crecimiento nominal. Este crecimiento se atribuye específicamente al incremento de pérdidas por transferencias de fondos fraudulentas y robo de información de tarjetas.

Cuentas y tarjetas de crédito

El documento precisa que las pérdidas contabilizadas en los productos de cuentas de ahorro y corriente, así como de tarjetas de crédito, muestran un aumento significativo al colocarse en 679 millones de pesos y 534 millones de pesos, respectivamente.

Al observarlo por canal de distribución, la mayor pérdida reportada sigue siendo la banca por internet, a través de la cual se registró la falta de ingresos por 566 millones de pesos, para un aumento de 20 % respecto al 2022. Le siguen los pagos a través de comercios electrónicos, con 505 millones de pesos.

En 2022, las pérdidas reportadas por estos eventos disminuyeron en un -21.8 % en comparación con el año anterior. No obstante, al cierre de 2023, las pérdidas por estos eventos aumentaron en un 58.1 % en comparación con el año anterior, principalmente por pérdidas asociadas a tarjetas de crédito personales clásica o estándar.

Durante 2019-2023, el tipo de evento con mayor aumento de reporte fue el fraude externo, con un crecimiento del 119 % (16,360 eventos) en comparación con el 2022. A lo largo del periodo, el sistema registró un promedio anual de 19,000 eventos.

Comments

Be the first to comment on this article

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go to TOP