Kabul vuelve a la vida lentamente y con miedo bajo el nuevo régimen talibán

AFP.- La vida volvió a tomar su ritmo lentamente este martes a Kabul en medio de un fuerte temor al nuevo régimen talibán, que refuerza su control en la ciudad y obstaculiza la salida de los que quieren huir del país.

Los comercios reabrieron en Kabul, el tráfico se reanudó y los policías controlaron la circulación, mientras que los talibanes vigilaban los puestos de control.

 

Un responsable talibán concedió una entrevista a una periodista de una cadena de noticias y una escuela para niñas abrió en Herat (oeste).

 

Pero algunas señales indican que la vida no será la misma. Los hombres cambiaron sus ropas occidentales por el shalwar kameez –la holgada vestimenta tradicional afgana– y la televisión estatal emite principalmente programas islámicos.

 

Las escuelas y universidades de la capital siguen cerradas y pocas mujeres se atrevieron a salir a la calle.

Algunas se congregaron brevemente a la entrada de la “zona verde” para pedir el derecho a volver a trabajar. Los talibanes intentaron en vano dispersarlas, antes de que civiles las convencieran de marcharse.

 

El mulá Abdul Ghani Baradar, cofundador y número dos de los talibanes, regresó a Afganistán desde Catar, donde dirigía el gabinete político del movimiento, indicó uno de sus portavoces.

 

Los talibanes también anunciaron “una amnistía general” para todos los funcionarios estatales, llamándolos a “retomar su vida cotidiana con total confianza”.

 

Los talibanes han multiplicado sus gestos de apaciguamiento hacia la población desde que entraron a Kabul el domingo tras una fulgurante ofensiva con la que en apenas diez días tomaron el control de casi todo el país, y del palacio presidencial, abandonado por Ashraf Ghani, quien huyó al extranjero.

 

Pero para muchos afganos, será difícil confiar en ellos. Cuando gobernaron Afganistán, entre 1996 y 2001, impusieron una versión ultrarrigurosa de la ley islámica. Las mujeres no podían trabajar ni estudiar, y los ladrones y asesinos se enfrentaban a terribles castigos.

Comments

Be the first to comment on this article

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go to TOP