Haití sigue al rojo vivo y se pospone llegada de la misión de paz

El despliegue de la misión de seguridad multinacional en Haití ha sufrido un nuevo retraso, mientras las bandas armadas continúan sembrando el terror entre la población y mandaron un mensaje de su estrategia a Estados Unidos, al matar salvajemente a dos misioneros estadounidenses que operaban un orfanato, incidente por el cual las autoridades haitianas dijeron estar apenadas.

Una avanzada de Kenia para evaluar la situación sobre el terreno se retiró de Haití y el esperado despliegue de sus fuerzas a partir del 23 de mayo no se dio.

El presidente de Kenia, William Ruto, señaló que las fuerzas kenianas llegarán a Haití en tres semanas. El mandatario destacó que la base donde se guarecerán las tropas y el equipamiento está completa «en un 70 %» y que un equipo de Kenia estuvo sobre el terreno analizando la situación en ese país.

Una información del diario keniano The Standard cita a una fuente oficial de ese país que le informó que un equipo exploratorio había encontrado que Haití aún no estaba bien preparado para el despliegue.

Retraso

Ante el retraso, las bandas armadas han desatado en el vecino país una serie de ataques a barrios, comisarías, prisiones e incluso a un orfanato.

Durante su visita a Estados Unidos el pasado jueves, Ruto prometió que la misión buscará «aplastar» a las pandillas criminales en Haití. La noche de ese mismo día, la hija y el yerno del legislador del estado de Misuri (EE.UU.), Ben Baker, fueron asesinados en Haití tras el ataque de una banda armada. Natalie y Davy Lloyd, y una tercera persona identificada como Jude Montis, murieron con una violencia extrema.

Emmanuel Paul, un experto en materia de seguridad citado por el periódico Le Nouvelliste, considera que las acciones de las bandas en el periodo previo a la llegada de la misión no se pueden calificar como de pánico, sino de una estrategia. Considera que las bandas están destruyendo la infraestructura que podría permitir a la Policía y a las fuerzas de la misión afianzarse en sus zonas.

Rápido despliegue

Luego de la muerte de los misionerosEstados Unidos pidió el rápido despliegue de la fuerza internacional que liderará Kenia.

El presidente estadounidense, Joe Biden, aseguró a su homólogo de Kenia su apoyo para un «despliegue urgente» de su fuerza.

Condena muertes

El Consejo Presidencial de Transición de Haití condenó los repetidos actos de los bandidos armados contra la población en varias regiones del país, especialmente en el área metropolitana de la capital, y expresó su «total condena» tras el asesinato de tres misioneros, cometido el pasado jueves en Lizon, en la comuna de Croix-des-Bouquets, al norte de Puerto Príncipe.

«Poco después de la perpetración de este repugnante, cobarde y villano triple crimen, la Policía Nacional de Haití recibió instrucciones de iniciar una investigación con el fin de identificar a los criminales, detenerlos y llevarlos ante la Justicia para que sean castigados conforme a la ley», decía la nota oficial. La PNH también lamentó el incidente.

Solo el año pasado, la violencia de las bandas armadas causó 8,000 víctimas en Haití.

Comments

Be the first to comment on this article

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go to TOP