Al menos 57 personas muertas por inundaciones en el sur de Brasil

CNN.- Al menos 57 personas han muerto y otras 373 están desaparecidas a causa de las fuertes lluvias e inundaciones que han azotado esta semana el estado brasileño de Rio Grande do Sul.

Alrededor de 74 personas han resultado heridas en medio de la serie de catastróficas inundaciones que ha afectado a 281 municipios, según las últimas cifras compartidas por la defensa civil este sábado.

El gobierno local ha declarado el estado de calamidad en zonas donde hay más de 67.000 damnificados. Casi 10.000 han sido desplazadas y más de 4.500 se encuentran en refugios temporales, según la defensa civil.

Las autoridades vigilan de cerca las presas, que no están diseñadas para manejar un volumen de agua tan elevado, pero afirman que no hay riesgo inminente de rotura.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, se reunió el jueves con las autoridades locales que supervisan las labores de rescate.

El gobernador de Rio Grande do Sul, Eduardo Leite, advirtió la noche del jueves que la capital del estado, Porto Alegre, con más de 1.300.000 personas, corre el riesgo de sufrir la mayor inundación de su historia por el rápido ascenso de las aguas del Lago Guaíba, a las afueras de la ciudad.

«Desgraciadamente, estamos asistiendo a un desastre histórico», declaró Leite. «Las pérdidas materiales son gigantescas, pero nuestro objetivo en este momento son los rescates. Todavía hay gente esperando ayuda».

Porto Alegre sufrió la mayor inundación de su historia en 1941, que dejó sin hogar a 70.000 personas, una cuarta parte de los 272.000 habitantes que tenía la ciudad entonces, según datos citados por el gobierno de la ciudad.

Las imágenes mostraban aguas marrones turbias que en algunas zonas llegaban hasta los tejados, mientras los equipos de rescate salían con balsas hinchables para subir a bordo a personas y animales domésticos.

Este sábado por la mañana, el nivel de las aguas del lago Guaíba creció cinco metros (196 pulgadas) debido a las intensas lluvias, amenazando la capital del estado, Porto Alegre, según informaron las autoridades.

La Fundación Brasil, en colaboración con la supermodelo brasileña Gisele Bundchen, creó un fondo para ayudar a las víctimas de las inundaciones.

Rio Grande do Sul se ha visto cada vez más afectado por fenómenos meteorológicos extremos en los últimos años. En septiembre, al menos 54 personas murieron en el estado tras sufrir un ciclón subtropical. El número de víctimas mortales de este año ya ha superado ese récord.

La crisis climática, causada principalmente por la quema de combustibles fósiles por parte del hombre, está potenciando los fenómenos meteorológicos extremos en todo el mundo, haciendo que muchos de ellos sean más intensos y frecuentes.

Solo en las últimas semanas, lluvias récord han provocado inundaciones mortales y han traído el caos a la ciudad desértica de Dubai. Los embalses en todo el sudeste asiático se han estado secando debido a una persistente ola de calor regional y una sequía continua, mientras que Kenia está luchando contra inundaciones y fuertes lluvias que han desbordado las orillas de los ríos y han matado a casi 200 personas.

El año pasado fue el más caluroso jamás registrado, y las temperaturas del aire y del océano subieron más allá de las predicciones de muchos científicos. El mundo ya es 1,2 grados Celsius más cálido que en la época preindustrial.

Según la ONU, la proporción de huracanes de alta intensidad, o ciclones tropicales, ha aumentado debido al aumento de las temperaturas globales. Las olas de calor son cada vez más frecuentes y duran más.

Los científicos también han descubierto que es más probable que las tormentas entren en pérdida y provoquen lluvias devastadoras y que duren más tiempo después de tocar tierra.

Comments

Be the first to comment on this article

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go to TOP