RD crecerá 7.1 % en 2021 y 5.5 % 2022 pero advierte sobre alto impacto social

República Dominicana crecerá 7.1% este año y 5.5 % en el 2022, ambos números por encima del promedio regional que sería de 5.2% y 2.9%, respectivamente, de acuerdo a la Cepal. Pero el organismo recordó que la economía del país cayó 6,7 en el 2020 y con la pandemia del COVID-19 han aumentado los impactos sociales y los problemas estructurales se han agudizado.

En un informe la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) advierte a la región sobre los riesgos de retorno a trayectorias mediocres, con insuficiente inversión y empleo, y mayor deterioro ambiental con la pandemia.

Resalta que existe el riesgo de que aumente aún más la desigualdad, pobreza e informalidad, en especial hacia los grupos ya más afectados: mujeres, escolares, adultos mayores.

Ayer, la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, urgió a los gobiernos a mantener las políticas de transferencias de emergencia para fortalecer una reactivación que sea sostenible en el tiempo, más justa, igualitaria y amigable con el medio ambiente.

El informe indica que en el período enero-abril de 2021, 20 países anunciaron o extendieron transferencias de emergencia por US$10 mil millones (0,26% del PIB de 2020). De mantenerse este nivel de gasto en los restantes meses de 2021, el gasto en transferencias anual sería de solo 0,78% del PIB de 2020, es decir, la mitad del gasto de 2020: 1,55% del PIB.

De esta forma la cobertura sería mucho menor y alcanzaría a 60 millones de hogares (231 millones de personas y 29% de la población, comparado con los 326 millones y 49,4% de la población alcanzada en 2020).

En materia fiscal, el estudio de la CEPAL reafirmó que es imprescindible mantener las políticas fiscales para apoyar las transferencias sociales de emergencia, apoyar a los sectores productivos y revertir la persistente caída de la inversión para continuar mitigando los efectos de la pandemia y avanzar en una recuperación transformadora con igualdad.

Además, destaca que las políticas fiscales deben tener un enfoque de género en todo el ciclo fiscal. “El espacio fiscal se debe aumentar vía crecimiento de los ingresos tributarios y reducción de gastos innecesarios.

También hay que consolidar los impuestos sobre la renta, extender el alcance de los impuestos a la propiedad y al patrimonio (riqueza), revisar y actualizar de forma progresiva las regalías a la explotación de recursos no renovables, y considerar impuestos a la economía digital, ambientales y relacionados a la salud pública”, precisa el informe.

Comments

Be the first to comment on this article

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go to TOP