Sistema financiero con indicadores estables, pese a contexto internacional

El sistema financiero dominicano se encuentra estable dentro del contexto de recuperación económica que atraviesa el país, reflejando un fortalecimiento del patrimonio de las entidades de intermediación financiera, el cual se incrementó en aproximadamente 20,000 millones de pesos al primer semestre de este 2022.

El Banco Central (BC) presentó ayer su Informe de estabilidad financiera 2021 en el que indicó que el patrimonio del sector financiero alcanzó 322,293 millones de pesos en junio de este año (5.6 % del PIB), superando el monto registrado en todo el 2021, cuando la cifra se ubicó en 302,552.6 millones de pesos.

El gobernador del BC, Héctor Valdez Albizu, al presentar el más reciente informe, estimó que en materia de riesgos de crédito, las tasas de interés, tipo de cambio y liquidez, las entidades de intermediación financiera no presentan evidencia de vulnerabilidades significativas que puedan conducir a la disolución de una entidad de importancia sistémica o a la interrupción de la prestación de servicios financieros.

Explicó que parte del crecimiento de ese sector se debe a la implementación de una serie de medidas monetarias, en el transcurso del 2021, que mantuvieron liquidez en los mercados. Durante ese periodo se destacó el programa de estímulos financieros a nivel doméstico que se aplicó para promover el crecimiento y la estabilidad de la economía por la pandemia del COVID-19.

Los activos totales del sistema financiero ascendieron a 2.8 billones de pesos al cierre de 2021, equivalentes al 51.2 % del PIB, con un crecimiento interanual de 16.3 %. El incremento de los activos se derivó principalmente del aumento en las inversiones y el otorgamiento de créditos al sector privado, recursos que fueron canalizados para los sectores productivos, especialmente a las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) y a los hogares.

Crédito sector privado

Las entidades financieras prestaron, a través del programa de estímulos, 215,000 millones de pesos a unos 92,000 usuarios del crédito, el más amplio de toda la región, destaca la tercera edición de análisis anual de estabilidad financiera del BC.

Sobre la cartera de crédito al sector privado de las entidades depositarias, se destaca un crecimiento de 11.7 %, impulsada por los créditos al comercio y el consumo, representando el 26.6 % del PIB, según el informe de los doce meses del 2021.

Los créditos al sector corporativo mantuvieron un crecimiento interanual de 12.6 %, representando un 13.0 % del PIB. Cabe destacar que, los préstamos para la adquisición de viviendas y construcción han sido los de mayor crecimiento desde mayo de 2021.

En tanto que el endeudamiento de los hogares exhibió un comportamiento similar a los niveles previos a la pandemia; y representaron alrededor de 13.6 % del PIB y registraron un crecimiento de 11.0 % al cierre de 2021.

En ese orden, el índice de morosidad se ubicó en 1.3 % motivado por las “condiciones financieras acomodaticias” que prevalecieron durante el 2021. Sin embargo, los créditos reestructurados mostraron un comportamiento distinto a su evolución histórica, producto del tratamiento regulatorio especial dispuesto por las autoridades también en pandemia.

A pesar de las variables positivas, el BC contempla que, si se mantienen las rigideces nominales en los niveles de ingresos de los hogares, se puede producir un alto nivel de endeudamiento presionado por el contexto económico internacional. “En un contexto de normalización de las políticas monetarias y financieras para mitigar la inflación, pudiera conducirse un incremento de las probabilidades de incumplimiento de los hogares y las empresas para honrar sus compromisos financieros”, indica el informe financiero de 2021.

Comments

Be the first to comment on this article

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go to TOP