Inflación, devaluación de la moneda haitiana y otros males afectan actividades comerciales en Dajabón

La inflación, el limitado poder adquisitivo y la devaluación de la moneda de Haití están afectando sensiblemente las actividades comerciales en la provincia de Dajabón.

Abigaíl Bueno, presidente de la Asociación de Vendedores del Mercado de esa localidad fronteriza, entiende que esos factores han limitado la presencia de compradores del vecino país los días de la feria, que se realiza los lunes y viernes.

Asegura que la situación está afectando la economía de los pueblos de ambos lados de la franja norte de la frontera domínico-haitiana.

Bueno indicó que hasta el momento no tienen cuantificado cuántos recursos económicos han dejado de percibir por la disminución del flujo de compradores. Pero el intercambio comercial entre ciudadanos de ambos países generaba antes de la pandemia del COVID-19 cerca de 100 millones de pesos durante cada feria.

Según las estadísticas, aproximadamente 10 mil ciudadanos haitianos se presentan cada feria para abastecerse de alimentos, mercancías diversas, medicinas y otros bienes esenciales.

Yosmari Vásquez, propietario de un restaurante en Dajabón, afirmó que la estabilidad económica de la provincia fronteriza depende de la presencia de los ciudadanos haitianos.

“Si usted viene un día que no haya mercado se va a encontrar el negocio vacío”, refirió Vásquez.

El alcalde de Dajabón, Santiago Riverón, señaló que la devaluación de la moneda y el poco nivel adquisitivo que tienen los extranjeros también están afectando la administración municipal.

Dijo que las recaudaciones por concepto de impuestos en la plaza binacional han caído drásticamente.

Riverón aseguró que la situación de inseguridad y violencia que vive Puerto Príncipe, capital de Haití, no afecta que dominicanos y haitianos intercambien mercancías en la franja norte de la frontera de ambos países.

Dice que, en Juana Méndez y Cabo Haitiano, ciudades vecinas a Dajabón, son localidades pacíficas.

Las demás personas consultadas  afirman también que las autoridades de las referidas localidades de esa parte de Haití tienen más control de la población.

“A ellos no les conviene el desequilibrio que causan esas bandas porque les rompe la actividad comercial, principal fuente para ellos sostenerse”, sostuvo Abigaíl Bueno.

Afirmó que los secuestros y demás actos delictivos registrados son por la línea divisoria de las provincias del sur.

Fuente: Diario Libre

Comments

Be the first to comment on this article

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go to TOP